29°C Formosa
Miércoles 8 de Febrero, 2023
 
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.prensalibreformosa.com/a/31343
NO LES GUSTA LA DEMOCRACIA

Rodríguez Larreta apuntó contra el Gobierno por su embestida contra la Corte: "No vamos a permitir que se lleven puesta la república"

El jefe de Gobierno porteño aseguró que al kirchnerismo "no le gusta la democracia" y adelantó que JxC rechazará en el Congreso el pedido de juicio político contra los jueces del máximo tribunal

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, volvió a cuestionar hoy al presidente Alberto Fernández por impulsar un juicio político contra la Corte Suprema. También respaldó al ministro de Seguridad Marcelo D´Alessandro, quién ayer pidió licencia de su cargo tras el escándalo generado por la filtración de sus chats con Silvio Robles, vocero de Horacio Rosatti, con Silvia Majdalani y con empresarios, entre otros.

"Días después de desconocer olímpicamente un fallo de la Corte, el Presidente acompañado por algunos gobernadores, no todos, dijeron ‘esta Corte suprema no nos gusta, cambiemos a todos los jueces’. Acatar las leyes no es opcional", aseguró Larreta tras visitar la Escuela Técnica Nº 01 DE 04 "Ingeniero Otto Krause", donde se desarrolla la iniciativa Escuelas de Verano.

 
En esa línea, insistió en que el kirchnerismo debe "entender que no tiene el poder absoluto" y adelantó que "aunque quieran anular uno de los tres poderes del Estado" la oposición "no lo va a permitir". "Vamos a oponernos en el Congreso. No vamos a permitir que se lleven puesta la república", dijo.

Y agregó: "Al Gobierno no les gusta un fallo, lo desconoce; no les gusta un juez, quieren remover al juez; no les gusta un ministro, persiguen al ministro. En realidad no les gusta la democracia, el balance de poderes que representa un sistema republicano".

"Creo que a esta altura estaría bueno que lo reconozcan, que no les gusta la democracia", arremetió.

Por otro lado, también volvió a respaldar a D’Alessandro, quien este martes pidió licencia tras la filtración de sus chats de Telegram, situación que lo dejó muy complicado, debido al contenido de los mismos, y por los que recibió fuertes acusaciones. Los duros cuestionamientos llegaron en principio desde el oficialismo, pero con el correr de los días crecieron las críticas internas, que finalmente derivaron en la salida de su cargo, al menos de forma transitoria.

"Lamentablemente fuimos testigos de una nueva operación del kirchnerismo usando el espionaje ilegal, manipulando la información para desprestigiar y perseguir a los que no piensan como ellos", explicó Larreta, usando los mismos argumentos que el saliente ministro de Seguridad porteño.

Según el jefe de Gobierno, el ministro fue víctima de una operación de espionaje ilegal a partir de la cual luego hubo "manipulación, edición, cruces y cambios".

"Yo confío en D’Alessandro, valoro el trabajo que está haciendo él y el equipo del Ministerio de Seguridad. Pero también respeto su decisión de tomar una licencia y ponerse a disposición para desenmascarar esta operación del kirchnerismo, que es gravísimo", concluyó Larreta, quien había evitado pronunciarse públicamente sobre la situación de D’Alessandro, algo que recién hizo cuando este informó que dejaba el cargo de manera transitoria.

 
Esta mañana, el presidente Alberto Fernández encabezó un acto en Misiones junto al gobernador, Oscar Herrera Ahuad, e insistió en criticar la "opulencia" de la ciudad de Buenos Aires.

"Soy el primer presidente que nació en la ciudad de Buenos Aires, el primer porteño, y tengo el orgullo de decir que soy el más federal de los porteños", señaló durante un acto en Posadas, Misiones. "Me peleo mucho con mi cuidad para que deje de lado su opulencia y sea parte de una mejor distribución de riqueza", agregó.